Parásitos astrales

Parásitos astrales se manifiestan en nuestra realidad

Las entidades sobrenaturales son probablemente uno de los temas más controvertidos de la época moderna. Sin embargo, la comprensión de estas entidades es una necesidad para cualquier persona que haya tenido algún tipo de contacto con lo inexplicables. Aunque generalmente las entidades son invisibles para la vista, su presencia y actividades están presentes en nuestras vidas, y en ocasiones siendo estas muy negativas. Como hemos comentado en anteriores artículos, nuestra sociedad prepara a la gente negando la existencia de fuerzas invisibles o espirituales, lo que a su vez crea un gran temor.

Pero en ciertos casos, hay personas que pueden ver estas entidades negativas, conocidos como bajos astrales que adquieren ciertas formas o tamaños que hacen de ellos una forma muy agresiva. Este es el caso de un usuario quien tuvo un contacto directo con una de estas criaturas. A continuación, un extracto de la experiencia que nos envió un usuario por correo electrónico:

Arañas astrales en la tercera dimensión

Muchas personas afirman haber visto arañas astrales en sueños, visiones y pesadillas, pero en otros casos el contacto ha ido más allá de lo etérico y han pasado al plano físico. Las numerosas experiencias con estas entidades arácnidas etéricas son demasiado numerosas como para llegar a ignorarlas. Estos informes son consistentes en muchos aspectos, además de extrañas cuando se tiene este tipo de visión paranormal. Aunque parezca ciencia ficción, es un hecho que muchas personas han sufrido este tipo de experiencia psíquica esotérica.

La experiencia con arañas astrales descrita por L.O.P. es más común de lo que podríamos imaginar, y este es un ejemplo de los numerosos encuentros que podemos encontrar en la vida real. Descartando la posibilidad de pueda ser algún tipo de araña común o especie invasora, las arañas astrales existen en la cuarta dimensión. Es por eso que son tan difíciles de ver a simple vista. Pero aunque estas arañas astrales se encuentran en la cuarta dimensión, sin embargo, si se posee cierta capacidad psíquica es posible observarlas en la tercera dimensión, nuestra propia realidad. Si una persona logra verlas, se dispersará en todas direcciones. Pueden sentir cuando nos fijamos en ellas. Si una persona llega a ver a una de estas criaturas astrales, hay que saber que se está viendo algo completamente real, aunque sea difícil de creer. Estas arañas astrales pueden atacar y morder. Otro punto a tener en cuenta es la extrema velocidad de estas, incluso rozando lo inexplicable. A menudo, sus picaduras dejan pequeñas marcas en la piel. Pero ellas conseguirán desaparecer, aunque la realidad es que todavía están presentes en la dimensión donde residen, siendo esta la cuarta dimensión. Aunque no existe mucha información sobre sus apariciones en nuestra dimensión, gracias a las experiencias contadas como la de L.O.P. se sabe que pueden ser vistas, y que no les gusta ser observadas. Y sobre todo, la percepción de quienes consiguen verlas, que antes del avistamiento la persona puede llegar a sentir una presencia invasora cerca de ella, siendo la intuición la mejor arma para protegernos de este tipo de arañas astrales.

Un comentario en “Parásitos astrales

  1. En la madrugada me desperté y como dejo una lamparita encendida, se logra ver perfectamente todo lo que hay en la recámara. De repente miré al techo y vi una araña con el cuerpo del tamaño de la palma de mi mano con patas a su alrededor que parecían gusanitos moviéndose lentamente. Me asusté porque era enorme y moví fuertemente a mi esposo para que despertara y le dije una tarántula. En lo que volteo vi como seguía caminando y se hacía invisible.
    Mi esposo me preguntó en dónde está y le dije: ya no está, perdón por haberte despertado.
    Nunca me había sucedido y realmente pensé que era real.
    Hace unos meses se me abrió el tercer ojo, pero como no sabía nada al respecto, no comprendía nada de lo que me sucedía, hasta que después de investigar, decidí cerrarlo. Y dejé de tener visiones, sueños lúcidos e intensas vibraciones para proyecciones astrales.
    Yo creo que fue una araña del astral
    por su inmenso tamaño y por su extraña desaparición.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.